Mensaje largo a un Guerrero Abatido (2/3)

por | Blog

Hola, te saludo de nuevo con la segunda parte del mensaje a Rodrigo por el correo que me escribió (realmente su nombre es otro, lo cambié para guardar confidencialidad).
Puedes leer la primera parte aquí.

Espero que en la primera parte te haya inspirado a seguir adelante en un camino que es complejo, es el camino de la guerra contra la mediocridad y el conformismo para tener una vida que le haga justicia a tu trabajo y tu esfuerzo, la que realmente mereces.

(En adelante sustituye tu nombre por el de Rodrigo e ¡inspírate!)

Rodrigo, mi estimado guerrero, en la primera parte te mencionaba que tenías razón al decir que no es fácil. Si fuera así todos lo lograrían (eso mismo decías tú en el texto). También te compartía que mi trayecto no fue fácil. Me tomó 13 años pasar de una situación estable (y mediocre) a una muy precaria y finalmente a una muy sólida. Te puedo contar que me fijaba cuando las tiendas de bajo costo daban ofertas de pantalones a 1 dólar y me decía “Por lo menos no me voy a quedar sin qué ponerme”.

Ahora hablemos de lo que has invertido en tiempo, dinero y energía al tomar tantos cursos, y de la decisión de invertir en ti o en la educación de tu hija.

La educación que le puedas dar a tu hija la va a construir como una mujer valiosa, y no sería inteligente usar el dinero para su educación en otras cosas. Como comentario al margen, piensa también que necesita educación en cosas que no le enseñan en la escuela como Inteligencia Financiera, Inteligencia Emocional e Inteligencia Social, que las va a aprender del ejemplo de sus padres más que de cualquier otra persona. Por eso es también importante que tu desarrolles esas habilidades en ti. Hay necesidades y hay oportunidades. No es inteligente aprovechar una oportunidad y dejar descubierta una necesidad. ERES UN GUERRERO INTELIGENTE.

Pensar que… esa plata mejor la invierto en la colegiatura de mi niña es muy inteligente. Ahora te quiero retar a pensar todavía con más inteligencia.

Haz preguntas que salen de tu esquema de pensamiento y te dan oportunidad de tener TODO lo que quieres. No es cuestión de pagar su colegiatura o por seguir educándote, sino de preguntar…

¿Cómo puedo hacer ambos?
¿Qué me está deteniendo?
¿Qué no estoy viendo?

La primera pregunta es una pregunta de estrategia. En muchos casos es cuestión de reconocer que no se trata de renunciar a algo sino de escoger qué hacer primero y qué hacer después y con eso se va la angustia. Las siguientes son preguntas de consciencia. Puedes dejar de ser solo un guerrero inteligente para ser un GUERRERO SABIO.

Cuando te dicen que “El tren solo pasa una vez y si no subes, ya no habrá más estaciones y otro más subió en tu lugar” estás escuchando a un vendedor. Es una técnica de mercadotecnia. Y si eres un buen vendedor lo debes utilizar. Desafortunadamente la mayoría de las personas posponen y no toman acción, y por eso usamos ese tipo de expresiones. Suelo decirle a la gente en nuestro curso de Ventas Inteligentes que si tienen un remedio ético para un problema de su cliente, es su obligación moral venderle. A un niño que no sabe, le das la medicina a fuerza aunque no la quiera, porque sabes que le va a hacer bien. También necesitamos reconocer la línea entre vender y lograr números beneficiando al cliente, y ver a los clientes como la mayoría de los vendedores: como una billetera con pies.

Va en contra de mi propio interés por vender mis productos y servicios explicarte que aunque es cierto que alguien más subirá en tu lugar, en la mayoría de los casos es mentira que el tren pasa sólo una vez. Habrán otros trenes y otras oportunidades. Precisamente la educación en Inteligencia Financiera nos invita a darnos cuenta de que el mundo está lleno de oportunidades y necesitamos aprender a verlas cuando los demás no puedan ni imaginarlas. También nos enseña que el tiempo es lo más valioso que tenemos.

Educarte es una de las cosas que te pueden ayudar a lograr lo que otros no. Pero pon atención al hecho de que estoy diciendo “pueden ayudar” y no “van a ayudar”. Tienes que ponerlo en práctica, ser persistente, y buscar lo mejor que puedas dentro de tus posibilidades.

Hoy invierto fortunas en mi capacitación. Cantidades que a la mayoría les parecería absurdo. En los años anteriores no podía pagar lo que hoy pago, pero siempre utilicé cierto porcentaje de mis ingresos en cursos. Eso me dio solidez financiera y disparó mis resultados en el negocio.

¿Cuántas fuentes de ingresos tenía en 2008?

CERO, en mi negocio ni siquiera estaba produciendo suficiente para sacar mis gastos. Tuve que recortarlos, cuidar mucho mi ropa, y no compraba nada que no fuera necesario. Cambié de marcas de jabón y de comida, pero siempre invertí en mi entrenamiento. Eso fue lo que me sacó del hoyo en el que estaba. Tardé en encontrar algo que me diera RESULTADOS CONSISTENTES y en CONSTRUIR HABILIDADES para lograr esos resultados. No se construyen solos, ni sólo por tener la información.

Dudo que tantos cursos que has tomado no sirvan. Pienso que tal vez te falte implementar. A mí me faltaba eso. En nuestra cultura no nos gusta escuchar la realidad. La gente prefiere estar cómoda que tener resultados. Una de esas realidades incómodas es que a los latinos NO NOS GUSTA DECIDIR NI TOMAR ACCIÓN. No es mi percepción, es una opinión común entre muchos personajes muy exitosos que conozco y con los que he hablado del tema en persona.

No tienes maestría por conocer algo, necesitas práctica y repetición. Por malo que sea un curso, si buscas tener productividad, como lo dice el Reporte Especial que descargaste, tendrás más resultados. Es cuestión de tiempo.

En la película de Karate Kid de los 80’s, en la escena final, “Daniel San” está perdiendo, lleno de miedo, y está muy lastimado físicamente por su oponente, tiene mucho dolor. Está deshecho moralmente y le dice a su entrenador, el Sr. Miyagi “Ya no puedo, esto está perdido”. Y Myagi le contesta “Es momento de recordar que el Karate está dentro de ti. AHORA ES TIEMPO DE DEJARLO SALIR”.

Mi estimado guerrero, si has asistido a tantos cursos y además recibes información de calidad continuamente (como el reporte y los correos de seguimiento por los que me llegó tu mensaje), ahora es momento de dejar salir eso desde tu mente hacia la realidad.

El camino es mucho más fácil si tienes a alguien que te guíe. Julieta (su nombre también está cambiado) entró a mi grupo de Mentoring de Negocios. Cuando hablamos por teléfono me decía con lágrimas en los ojos que no encontraba la solución y no sabía qué hacer. Pues fue más simple de lo que pensábamos. Le dije “Deja de distraerte, y primero haz lo que sabes hacer, y que te da resultados. Primero logra tu estabilidad y después experimentas con cosas nuevas”. Y en tres meses, al hablar de nuevo por teléfono me dijo estar muy agradecida y con proyectos muy buenos. Se sentía completamente diferente.

¿Acaso Julieta no era suficientemente inteligente para pensar eso? ¡UF! Por supuesto que sí. Te puedo decir que Julieta es una VERDADERA GUERRERA. Es una de las personas más hábiles e inteligentes que conozco, además de ser perseverante como nadie más. Pero estaba metida en su emoción y no veía claro. Lo valioso aquí no es el comentario, cualquiera se lo hubiera podido hacer. Lo valioso fue saber cómo decírselo, en qué momento decírselo, y tener la experiencia y la congruencia para poder decírselo y que valorara el comentario al grado de hacerlo.

Mi mayor diferenciador no es saber qué decir. De hecho digo cosas que muchos otros dicen.

Mi diferenciador es saber cuándo decirlo, cómo decirlo, y argumentarlo adecuadamente para motivar a la gente a hacerlo, HACERLOS SENTIR que es lo más importante.

Por eso la gente paga por mi mentoría, no por mi información.

¿Y eso porqué te lo digo?
Es un ejemplo de que para crear valor no tienes que tener algo diferente, necesitas que la gente pueda EXTRAER de lo que tú les das ALGO DIFERENTE Y MUCHO MÁS VALIOSO.

Tu puedes dar mucho valor. Es cuestión de diferenciarte.
¡HAY GUERREROS QUE SON SOLDADOS, Y HAY GUERREROS QUE SON GENERALES!
Es momento de subir de rango en tu guerra contra la mediocridad.

PARA TENER LA INFORMACIÓN MÁS VALIOSA NO TIENES QUE PAGAR, pero puedo decirte un par de cosas al respecto:

  1. Necesitas saber cómo eliminar la paja, la información que no sirve, que no da resultados consistentes, las soluciones sin esfuerzo (nunca son sustentables).
  2. No tienes que invertir dinero, pero no puedes tener acceso a la misma calidad. Cuando no inviertes, no tienes el mismo compromiso. Los mejores aprendizajes los he sacado de los eventos más costosos que he pagado, porque parte de mí decía “TENGO QUE sacarle provecho a lo que invertí”. Puede no ser tu caso, y si no estás en posición de invertir, te tengo buenas noticias, déjame contarte más sobre mi situación.

Tengo un negocio, y necesito vender. No solo para que el negocio prospere, me enorgullezco de vender algo que le ayuda a la gente. Pero Rodrigo, no es solo “dame X cantidad de dinero y te soluciono” como mencionabas en tu correo. De hecho la información no vale nada, lo que te comparto y lo que vale es mi experiencia.

LA MAYORIA DE LA GENTE no va a sacarle provecho a este mensaje, porque fue gratuito, pero honestamente estos mensajes que originó Rodrigo con su correo son probablemente EL MEJOR CONSEJO QUE HAYA DADO, incluyendo mis eventos. Son el fundamento del éxito, totalmente simple y resumido. Hay gente que paga en mis eventos más de $1000 dólares por módulo para que podamos integrar a su vida los principios que hay en estos mensajes, y se les hace barato por lo que logran, ahí está el valor.

¿Porqué la gente paga por la experiencia si pueden tener la información sin pagar?
Porque el 98% de la gente no es autodidacta. Necesitamos a alguien que nos guíe. Y aun cuando sean autodidactas, la velocidad de progreso es muy diferente.

El correo que respondió Rodrigo es parte de una serie que promociona varios de nuestros productos. Tienen la intención de vender, pero no tienes que comprarlos. Si tienes la forma, yo te recomiendo participar en uno de estos programas. Y aunque jamás te recomendaría la información gratuita sobre la experiencia que se puede transmitir en un evento pagado, si no tienes la posibilidad pero tienes actitud, 90% de nuestros correos te dan valor aunque no compres nada… SI LO IMPLEMENTAS.

Por eso te aconsejo una acción específica: PON EN PRACTICA LOS PRINCIPIOS DE PRODUCTIVIDAD QUE TRAE EL REPORTE.

Por ejemplo, los dos primeros:
Principio 1 – Ser un empresario de corazón
Principio 2 – El principio del 80/20

Respecto al primero, busca sacar provecho de todo, más no aprovecharte de los demás. Y prepárate, porque me han dicho “hijo de px#a” por buscar sacarle lo mejor que puedo a todo, pero busco que otros también tengan beneficios y nadie salga perjudicado, eso es “ganar-ganar o no hay trato” de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. En estos mensajes puedes ver como estoy aprovechando el correo de Rodrigo para que la gente conozca quienes somos. No hay intención de vender, pero sé que es material de ventas muy poderoso. Uno de mis mentores decía “Haz que la gente llegue por el contenido, y se quede por la filosofía de trabajo”, y son palabras mágicas.

Respecto al segundo principio, un buen consejo es buscar dar valor con esa relación: 80% valor y 20% venta. Si es menos, no vas a tener riqueza.

No puedo recordar a alguien con riqueza financiera que no sepa vender (por lo menos sus ideas).

Menos del 20% del contenido de nuestras comunicaciones tienen intención de venta. En todos ponemos alguna forma de invitar a la gente a conocer nuestros productos y servicios, pero por lo menos 80% de nuestros correos tienen algo que PUEDE cambiar tu vida SI LO APLICAS.

Ahora, si no estás teniendo resultados, puede ser que no estés dando suficiente valor. Las personas con talento mayor a los demás siempre tienen trabajo. Desarrolla habilidades para resolver cosas que otros no pueden resolver y nunca te faltará dinero. ¿A qué nivel estás trabajando? Cuando otros pueden hacer lo que tú puedes hacer, eres reemplazable. Por eso es importante desarrollar habilidades para diferenciarnos. Estoy regresando al principio 1… SER UN EMPRESARIO DE CORAZÓN: Pensar en crear ventajas competitivas todo el tiempo.

Y ahora, es el momento después de la batalla perdida. Es el momento en que el guerrero se recluye a pensar, a aprender, a meditar cómo mejorar su estrategia para la siguiente batalla.

En la guerra contra la mediocridad, es TU momento de subir de rango, de soldado a general.

¡LEVANTATE GUERRERO!

En el siguiente mensaje te voy a compartir 9 cosas vitales que necesitas mantener en tu mente.

(Por cierto, puedes leer la cadena de mensajes después de que me dijeron “hijo de px#a” aquí).

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

[php function=1]

Pin It on Pinterest

Share This